Inicio > Mariscos > Mariscos dentro de la cocina española

Mariscos dentro de la cocina española

El_pescado_y_los_mariscos

Dentro de la dieta española, los productos provenientes del mar son de gran importancia y pueden encontrarse en una grandísima variedad, y si hay algo que caracteriza indiscutiblemente a la gastronomía española es su increíble variedad.

Ya que cada una de las regiones que conforman a España, posee sus propios productos específicos, por dar un ejemplo, podemos mencionar los percebes en el norte y los boquerones en el sur, aunque por supuesto, los podemos encontrar a la venta por toda España.

Para entender un poco más el porqué de esta rica tradición de deliciosos platos hechos a base  de pescado y mariscos debemos mencionar que, La Península Ibérica se encuentra rodeada por el mar Mediterráneo. Lo que significa que hacia el oeste, lugares como Andalucía y Galicia tienen acceso al océano Atlántico y al llegar a las costas ubicadas al norte de España, como Asturias, Cantabria, el País Vasco y Galicia, todas ellas reciben las aguas provenientes del mar Cantábrico.

Con toda esta distribución territorial ¿Cómo no ha de ser posible una alimentación basada en este tipo de productos?

Algunos de los productos marinos que podemos encontrar en las mesas españolas

Los percebes. Son un tipo de crustáceos que podemos encontrar en rocas azotadas por las olas, su recolección se realiza principalmente en las zonas de Asturias, el País Vasco, Cantabria y Galicia.

Su captura implica un procedimiento de gran riesgo, pues dicha recolección se hace a mano y para conseguirlos hay que dirigirse a  valles, acantilados e islas inundadas. Por esto, debido a lo que representa la explotación de este crustáceo, se eleva considerablemente su valor. Sin embargo, son muy apreciados, disputándose el primer puesto junto a los bogavantes y las ostras.

La mejor forma en que se deben  consumir los percebes es hervirlos durante un corto tiempo. Sin sazonar el agua, solo basta con un poco de sal, pues su sabor podría perderse o pasar desapercibido. Otra de las formas en que se acostumbra comerlos consiste en mojarlos en Salmorejo o en sopa. Aunque si buscas podrás encontrar  restaurantes que  se atreven a crear recetas muchos más atrevidas.

El Bogavente. Es un crustáceo que se relaciona con la langosta americana, solo que es un poco más pequeño. Como dato interesante, es importante mencionar que, existe una prohibición en España en relación a este  crustáceo y sólo se puede cazar entre los meses de julio y agosto. Para consumirlo se hierve vivo, según los expertos en el tema, quienes afirman que de esa manera su sabor es mucho mejor ya que de esa forma mantiene sus elementos nutritivos.

Cuando asistes a los lugares donde se sirve al Bogavente, se puede apreciar como mantienen a todos sus especímenes dentro de un tanque de agua salada, con el fin de que la persona pueda escoger el que más le guste.

Puede prepararse en muchas formas ya sea a la parrilla o hervido, también sofrito, asado, y más, también se le ve acompañado de distintas salsas, las cuales llegan a potenciar su gran sabor.

El Centollo. Considerado por muchas personas como “el marisco rey” debido al intenso sabor que posee, así como, por la textura que posee su carne, es inconfundible pues además, su  cuerpo redondo y caparazón espinoso lo delatan. Los de origen gallego y asturiano son mucho más apreciados que aquellos que llegan de Francia o Irlanda, que poseen un aspecto menos atrayente por su pálido color, a pesar  de que se trata de la misma especie.

Las Cigalas. Muchos se debaten entre comerlas cocidas o a la plancha, la verdad esto no importa mucho porque de ambas maneras son un plato delicioso, a pesar de la dificultad que genera el hecho de pelarlas.

Sin embargo, se dice que a la plancha las piezas grandes saben mucho mejor, a pesar de quedar un poco grasientas. Mientras que las más pequeñas lo mejor es cocinarlas en agua salada. Si son hembras mucho mejor, sobre todo si tienen lo que llamamos “coral”. En Cataluña se puede observar que se realiza un guiso de este marisco junto con manitas de cerdo, creándose así un  “plato de mar y montaña”.

Dentro de la cocina española podemos encontrar un gran número de platos que contienen mariscos, sobre todo si te diriges a lugares como; Galicia, Andalucía, Asturias y Cantabria, también puedes verlos presentes en la cocina de Valencia, Cataluña y Mallorca.

Por lo que, la cantidad de opciones para comer un buen plato de mariscos dentro  del territorio español son muy numerosas y siempre encontrarás un platillo lleno de exquisitos sabores e ingredientes totalmente estupendos.

¿Te ha sido de utilidad este post? Danos tu opinión

Sobre AdminMOW

Chequea también

Blog Norte Sur Gambas de manera saludable

Gambas de manera saludable

¿Cómo comer gambas de manera saludable? La manera de preparar las gambas o de de ...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.