Inicio > Mariscos > Gambas a la plancha, ajillo

Gambas a la plancha, ajillo

Formas de cocinar unas gambas

Formas de cocinar unas gambas a la plancha, al ajillo

Dentro de la gran variedad de mariscos que podemos llegar a consumir con  frecuencia, las gambas son una de las opciones. Estas son  un crustáceo de apariencia muy similar a los camarones y langostinos.

Las gambas al igual que otros mariscos son alimentos que sirven como una gran fuente de proteínas a nuestro organismo, también podemos señalar que presentan una cantidad reducida en cuanto a grasas, aunque dentro de estas predominan los ácidos grasos polinsaturados y sobre todo, el omega 3. Son un alimento que permite que logremos saciar al organismo debido a su riqueza proteínica.

Ahora bien ¿cómo es el uso de las gambas en la cocina? Lo primero que tendríamos que señalar o recomendar es que,  cuando se trata de pescados y mariscos, lo mejor es seleccionar productos frescos, los congelados pueden, en ciertas ocasiones, llegar a ser una alternativa a considerar pero hay que tomar en cuenta que estos,  pueden contener ciertos aditivos como los sulfitos.

En el caso de las gambas, al utilizar frescas, estas pueden congelarse ya sea con o sin piel y una vez que se descongelan, de tener la piel, se les quita y se cocinan por  breve periodo de tiempo, el cual va de uno a dos minutos. Las gambas nos permiten elaborar variadas recetas y platos de exquisito sabor, como los que describiremos a continuación.

Gambas a la plancha

Existen muchas recetas que pueden clasificarse como sencillas de preparar, esta es una de ellas, las gambas a la plancha. Para prepararlas utilizamos estos crustáceos que ciertamente son una de las mayores delicias del mar.

Es un plato que puede servirse en caso de llevarse a cabo una  celebración especial o simplemente para comerse en  cualquier otro momento en que se nos apetezca. Esta preparación solo necesita de unos pocos minutos para estar lista y ser servida. Te aseguramos que encantará a todos los que la prueben.

Ahora bien ¿Cómo preparar gambas a la plancha?, lo primero a conocer serían los ingredientes a utilizar: si hablamos de 4 personas, utilizaremos de 12 a 15 gambas, aceite de oliva, ajo, perejil y sal gorda.

Para dar inicio con la preparación de las gambas a la plancha, colocamos un poco de aceite de oliva en la plancha o sartén, junto con un buen puñado de sal gorda. No debes colocar una gran cantidad de aceite ya que, lo que harás será  hervir las gambas. Lo que si debes hacer es crear una especie de cama de sal, sobre la cual, cocinarás las gambas, enciendes entonces el fuego para comenzar a calentar.

Una vez que el aceite ha calentado bien, sin llegar a humear, es el momento de colocar las gambas sobre la plancha o sartén y debes estar pendiente de darles vuelta una vez que veas que su color comienza a cambiar.

Deben cocinarse por ambos lados y si lo deseas, puedes colocar sobre ellas una picada de ajo y perejil para saborizar las gambas, esto último es algo opcional. Pueden servirse directamente de la plancha o acompañadas de un poco de limón y mayonesa.

Gambas al ajillo

Esta receta viene a ser una de las más famosas dentro del mundo del tapeo y la gastronomía tradicional española. Y es que las gambas al ajillo son una tapa muy fácil de preparar y de forma muy rápida, pero esto no les resta importancia y tampoco desmejora su sabor.

Este plato es normal asociarlo con un buen moje de pan en el aceite que se encuentra impregnado del sabor del marisco y el ajo. Suele presentarse con la gamba pelada, aunque también puede llegar a verse que, en alguna parte de España, la gamba es puesta con cabeza. Esto hace que se tenga más sabor, aunque puede que sea un poco más incómodo a la hora de comer.

Comencemos por tener todo lo necesario para preparar esta receta, lo principal de tener es un kilo de gambas, 20 dientes de ajo, dos guindillas secas, sal al gusto, pimienta negra y aceite de oliva. Para comenzar utilizamos una cazuela y se coloca dentro, el aceite de oliva y las guindillas.

Luego, pelamos el ajo y lo cortamos en rodajas finitas para seguidamente, calentar  y dorar los dientes de ajo. Un truco que se utiliza, consiste en retirar los ajos y luego seguir con la receta para luego al final de todo, agregarlos. Esto permite que el ajo esté en su punto y a su vez, se hidrate con parte del caldo de las gambas.

Ahora colocamos las gambas, se aumenta la temperatura y colocamos sal al gusto. Se puede ver entonces cómo pasado un minuto, el aceite cambiará de color. Esto no es algo para alarmarse, lo que ocurre es que la gamba libera su caldo y con la temperatura, emulsiona.

Finalmente, podemos ahora agregar las guindillas y los ajos, revolvemos muy bien todo para que los sabores se combinen armoniosamente. Y una vez que la gamba alcanza su punto de cocción, se procede a servir. Hay que tener cuidado pues, el aceite va casi hirviendo. Solo queda acompañarlas con pan y un buen vino blanco para disfrutarlas plenamente.

Como vez son dos platos sencillos de preparar, haciendo uso de uno de los mariscos, cuyo sabor y frescura  podrás encontrar aquí en Norte Sur.

¿Te ha sido de utilidad este post? Danos tu opinión

Sobre AdminMOW

Chequea también

LosQueMasMariscos

Los mariscos que más comen los

Los mariscos que más comen los españoles La gastronomía de España ciertamente es un tipo ...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.