Inicio > Pescados > PESCADO AZUL VS PESCADO BLANCO

PESCADO AZUL VS PESCADO BLANCO

creatividad post Norte Sur

PESCADO AZUL VERSUS PESCADO BLANCO.

“¿Qué sabe el pez del agua donde nada toda su vida?»
(Albert Einstein)

El pescado es un elemento imprescindible en cualquier dieta, por eso es muy importante saber las diferencias entre pescado azul y el pescado blanco. Cómo sabemos el pescado se clasifica en dos grupos, el azul y el blanco. Cada uno de ellos nos aporta diferentes beneficios y debemos incluirlos en nuestras dietas.

Antes de saber en qué se diferencian, debemos distinguirlos físicamente. Un truco, además de distinguirlos por su color de piel, es fijarnos en su cola. Los pescados clasificados como azules suelen tener su cola en forma de flecha, mientras que los pescados blancos tienen el borde de su cola más recto, plana o redondeada.

Los pescados azules almacenan la grasa en los músculos, debajo de la piel. Los pescados blancos tienen los depósitos de grasa en el hígado.

En cuanto a las propiedades nutricionales de ambos pescados, la principal diferencia entre ellos es su contenido en grasas.

Grasas, principales diferencias
La diferencia básica entre pescado azul y pescado blanco es el contenido de grasas de cada uno de ellos, pues los pescados blancos no alcanzan el 5% de grasas en su composición, mientras que, el pescado azul posee alrededor de 6 o más gramos de lípidos por cada 100 gramos.

Por supuesto, tanto en el pescado blanco como en el pescado azul, las grasas que predominan son de buena calidad, es decir, ácidos grasos insaturados, sobre todo, omega 3 y omega 6, que se consideran grasas esenciales porque nuestro cuerpo no las produce y sólo podemos obtenerlo mediante lo que comemos.

Entonces, el pescado azul puede ofrecernos mayor cantidad de grasas buenas u omega 3, cuya ingesta se ha asociado a un mejor perfil lipídico y menor riesgo cardiovascular, además de otros beneficios.

No obstante, como podemos imaginar, los pescados azules por tener más grasas también tienen más calorías, tal es así que mientras el salmón o el atún poseen cerca de 200 Kcal por cada 100 gramos por ser pescados azules, el lenguado o la merluza, no llegan a las 100 Kcal en igual cantidad de alimento.
Proteínas, vitaminas y minerales.

El contenido de grasa no es la única diferencia entre el pescado blanco y el pescado azul, sino que también, podemos describir en líneas generales, un contenido proteico, así como de vitaminas y minerales de distintas proporciones entre ambos tipos de pescados.

Aunque todos los pescados son fuentes de proteínas de calidad y también ofrecen potasio, calcio, fósforo, vitamina D y vitaminas del complejo B, los pescados grasos en su mayoría poseen mayor proporción de las vitaminas liposolubles que los pescados blancos.

Es decir, los pescados azules tienen mayor cantidad de vitamina D, vitamina E y vitamina A que los pescados blancos, quizá debido en gran parte, a su mayor aporte graso.

También en cuanto a las proteínas, el pescado azul posee mayor proporción, que supera generalmente el 18% y puede alcanzar el 22-24%, mientras que los pescados blancos poseen entre 11 y 18 gramos de proteína por cada 100 gramos de alimento.

Este mayor contenido proteico junto al mayor aporte graso que caracteriza al pescado azul, son responsables de su superior aporte calórico con respecto al pescado blanco.
Ácidos Omega.

En cuanto al valor nutritivo, en general, los pescados poseen depósitos de ácidos grasos poliinsaturados o también llamados esenciales como el omega 3 y omega 6. En el caso de los pescados azules, este depósito es mayor. La ingesta de este tipo de ácidos grasos a través del pescado de forma periódica tiene efectos muy beneficiosos para la salud.

Gracias a la ingesta de alimentos ricos en omega 3 y 6 mantenemos activas las reacciones metabólicas de nuestro organismo, incidiendo en estos beneficios sobre el sistema circulatorio sanguíneo favoreciendo la fluidez de la sangre por las venas y arterias, ayuda a las defensas frente a cualquier tipo de cáncer, en tratamientos de enfermedades de la piel, es un antidepresivo y se ha demostrado que posee propiedades antiinflamatorias.

Pescados semigrasos:
Se podría hacer una última clasificación con los pescados conocidos como semigrasos que, aunque no existen como tales, dependiendo de la época del año un pescado azul o blanco se convierte en semigraso, porque reduce el contenido en grasa de su cuerpo.

Especies pesqueras más consumidas en España de los tres tipos.

  • Pescados azules o grasos: boquerón, bonito del norte o atún blanco, caballa, verdel, palometa, jurel, salmón y sardina.
  • Pescados blancos o magros: bacalao, acedia, bacaladilla, besugo, gallo, merluza, rape, lenguado, rodaballo y abadejo.
  • Pescados semigrasos: dorada, lubina, salmonete, trucha y pez espada.

Una curiosidad: El bacalao en salazón se considera, a nivel nutricional, como un pescado azul, ya que el proceso al que se le somete en la salazón hace que aumente considerablemente su contenido en materia grasa.

En líneas generales, el pescado debe aparecer entre 3 y 4 veces por semana en nuestra dieta, intercalando el pescado azul y el pescado blanco. La correcta ingesta de los dos tipos de pescado nos aportará proteínas y minerales esenciales para nuestra alimentación, así como grandes cantidades de vitamina A, B, D y E.

¿Te ha sido de utilidad este post? Danos tu opinión

Sobre AdminMOW

Chequea también

bebeficios del pescado consumio marisquerias madrid norte sur

Los beneficios del pescado para la salud ¿Los conoces?

Los beneficios del pescado para nuestra salud Los beneficios del pescado para  nuestra salud y ...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.